sábado, 22 de diciembre de 2007

(Te Extraño)

Amanecí de mal humor, a las cuatro de la mañana (3:40) leí un cuento de José Emilio Pacheco y me identifique con el personaje: carga tanática, dubitativo...estoy enojada conmigo.
Mi vida es una pinche telenovela, tono medio, melodrama, y seguro es así porque así lo veo; mandaré mi caso a lo que callamos las mujeres, a alcohólicos o a neuróticos anónimos, me uniré al grupo de ayuda de cáncer de testículos.
Llevo un Te Extraño entre paréntesis en cada párrafo, ahora que ya no existe tu abrazo que me hiciera dormir hace tanto tiempo. Me siento una vieja nostálgica, respirando oxígeno y recuerdos.
Vivo entre lugares comunes, me obsesiona la muerte, la fragilidad, los grandes temas, las sandías. Sigo enojada.
Estoy hasta la madre de llevar la palabra incertidumbre en su más claro concepto en la mirada(Te Extraño).
Soy una mujer dolida y feliz, soberbia y tímida, yo no tengo la culpa de formar parte del 1% de la encuesta.
Trato de subir el tono de mi vida, dejar de ser tan melodramática, al menos no tanto, pensar en la pulgada, tomar agua. Está cayendo agua en el tinaco, me distraigo(?) no recuerdo que soñé, porqué estoy tan enojada, entiendo que me enojé conmigo por identificarme con un personaje como Andrés Quintana, pero este enojo sé que lo traía desde dormida, me gustaría entender la estructura de los sueños y recordar más seguido lo que me diga el subconsciente.
Sublimo, escribo sentimientos que se juntan en la panza "Oigo mariposas" y luego me preguntas que qué me gustó de ti: tus ñoñerías.
Dolida y triste enamorándome, lo último que quiero hacer es lastimarte, no ocupas el espacio de la grieta (veáse -más bien oígase- Cuando pase el Temblor de Soda Stereo) pero sanas la herida, eres tan raro.
No tengo sueño, tal vez por el café frío que tomé en la tarde. "Todo lo que pienses y sientas lo respetaré, espero que seas feliz conmigo" Como no me voy a estar enamorando.
(4:52) Apago la luz, intento dormir, le copio a José Emilio Pacheco la manía con los paréntesis, pero es que se ven tan bonitos...

1 comentario:

KIWI dijo...

vamonos al desierto, quizas ahi encontremos lo que nos anda falto o dejemos lo que nos anda sobrando